Ir al contenido principal

Entradas

Destacados

TRANSFUSIÓN DE AMOR

El aspecto de Mía es sorprendente. Sentada en ese banco, y con aire pensativo, puede confundirse con el íntimo resplandor del invierno. O eso debe pensar David al caer en su carrera por el parque directamente a sus pies.
Él se levanta de un salto, a ella no le da tiempo a reaccionar y los dos se miran embobándose. David solo puede fijarse en lo pequeña que es. Mía solo ve en él los músculos de sus piernas depiladas y ese corte de pelo tan extraño que tiene pinta de haberse hecho él mismo. ¿Valdría la pena ese hombre en un mundo de hombres sin sentido? Ella solo podía pensar en eso, en pareja a largo plazo. Si supiera que él solo piensa en decirle que la quiere en un nanosegundo para acostarse con ella seguro que escapa corriendo, o quizás no, porque el morbo que despierta ese hombre la mantiene clavada al banco mientras él la mira. Las gotas de sudor que caen por su frente y esa rodilla magullada le da un puntito tierno, dan ganas de cuidarle.
El ofrecimiento de un café por parte de é…

Entradas más recientes

LOS ÁNGELES TIENEN SEXO

CONSTELACIONES

MURALISMO EN MI CUERPO

EUFORIA

EL ARQUERO

LA ESPIRITUALIDAD VIAJA EN HARLEY

LA DELICIA

Entre el Deseo y el Amor